Ayer se conocían los datos referidos a los menores españoles del informe EU Kids Online II, realizado dentro del programa europeo Safer Internet.

Entre ellos destaca un análisis sobre con quién y cómo contactan en la Red los más jóvenes internautas españoles. Resumimos aquí algunos datos revelados por el estudio:

  • Un 19% de los menores españoles de 9 a 16 años afirman que se comunican en internet con personas que han conocido en internet y con las que no tienen ninguna conexión más allá de las redes sociales.
  • Se da una gran diferencia por sexos: 27% entre los chicos y 12% entre las chicas.
  • A más edad, los menores contactan más con personas desconocidas (11% entre 11 y 12 años y 25% entre 15 y 16).
  • La mayoría de los menores se comunican online con personas que ya conocen en persona (94%). Es decir, la comunicación online, se basa principalmente en y complementa la comunicación preexistente en la vida offline de los menores.
  • Por qué vías y con quién contactan online los menores españoles

  • Para el contacto con las personas que ya se conocen en persona el correo electrónico, la mensajería instantánea y las redes sociales, son las vías principales.
  • Entre los que participan en mundos virtuales, juegos online o chats, también hay un porcentaje alto de contacto con personas ya conocidas (71%, 76% y 78% respectivamente).
  • En el caso de los mundos virtuales, los chats o los juegos, alrededor de una cuarta parte de los menores (34% en el caso de los mundos virtuales) usan estas aplicaciones para comunicarse con personas con las que no tienen ninguna otra relación. En el caso del
    correo electrónico, la mensajería instantánea o las redes sociales online estos porcentajes son mucho más bajos (4%, 5% y 7% respectivamente).
  • El 3% de los menores afirma haber enviado en alguna ocasión información personal (el 2% fotografías o videos) a un extraño.

Fuente: EU Kids online
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios

Con el fin de conseguir que los menores naveguen más seguros en Internet, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social de Perú ha relanzado la campaña “Chatea Seguro, Chatea Pensando”.

La ministra Carmen Vildoso explica que la referida campaña forma parte de las actividades por el Día del Niño Peruano que se inician el 19 de abril.

Vildoso señala que el objetivo es sensibilizar a la población joven acerca de los riesgos presentes en Internet como la violencia sexual, el abuso y explotación infantil.

La campaña pretende involucrar a diversos actores sociales, como los medios de comunicación, para alertar a los menores sobre los riesgos que hay en Internet, dándoles información para que reconozcan y eviten las más conocidas tácticas utilizadas por personas inescrupulosas.

El Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social ha conseguido importantes avances en materia de protección hacia la niñez como la creación de más de 900 Defensorías Municipales del Niño y el Adolescente, considerada como una de las redes más grandes del país.

Fuente: andina.com.pe

Tras el caso de la muerte de una joven en Chile de la que se sospecha murió a manos de su agresor a quien conoció en Internet, el debate sobre la seguridad en Internet no cesa en el país andino.

El director de la organización chilena Sename, Eugenio San Martín, insiste en que “las nuevas tecnologías nos permiten grandes avances, pero se han convertido también en un nuevo mecanismo y alternativa para que pedófilos y abusadores puedan acercarse a sus víctimas. Tal como hace años atrás les decíamos a nuestros hijos ´no hables con extraños en la calle´ hoy debemos hacer lo mismo con respecto al chat”.

“No podemos dejar pasar esta luz de alerta para hacer una llamada a padres y jóvenes a estar atentos y no exponerse a riesgos” añade San Martín.

Fuente: chile.com

Tras los buenos resultados de los talleres sobre nuevas tecnologías para las familias que el ayuntamiento de Barcelona inició hace dos años en diferentes distritos, se inicia uno nuevo en las escuelas de Sant Martí.

“La idea nació después de observar que entre determinada tipología de familias había problemas de comunicación con los hijos, sobre todo adolescentes, porque hablan lenguajes distintos. Se trata de evitar esta fractura digital acercándoles la red”, explica la concejala de Educación, Montserrat Ballarín.

Y ese es el motivo que ha llevado a la mayoría de padres a inscribirse a estos talleres, que ya suman unos 200 matriculados, de momento, repartidos en 11 centros.

Precisamente, porque la mayoría de estos familiares que tienen ordenador en casa, los menos, explican que básicamente lo utilizan para jugar y chatear y no para hacer deberes, la profesora del curso, Lorena Ferre, está centrando las clases de este grupo en explicarles la importancia del control: “Son nociones muy básicas, como enseñarles a mirar el historial de las páginas en las que han entrado o saber con quién tienen contacto”.

Fuente: elperiodico.com

Son muchos los riesgos de Internet. Varían desde webs con contenidos poco recomendables, pasando por los flecos de seguridad de las Redes Sociales, estafas digitales, grooming o el ciberacoso.

Existen algunas herramientas que ayudan a que los hijos no accedan a contenidos peligrosos o se comuniquen con quien no deben. Hemos probado Windows Live Protección Infantil, las herramientas de control parental de Mac OSX Leopard, Net Nanny y alguna más.

Windows Live Protección Infantil
Este programa gratuito de Microsoft permite controlar la actividad en la red de los menores de dos formas: limitando el acceso de estos tanto a Messenger como a internet y haciendo saber las webs por las que navegan, algo que incluso es posible hacer a distancia, conectándonos a la red Windows Live —de hecho hay que estar registrado en ella para acceder al programa—.

Para controlar los contenidos el programa puede ser configurado con un filtro que restringe la navegación a un puñado páginas infantiles —muy pocas de hecho, pues no es posible ni siquiera acceder a disney.com—.

Si consideramos que el niño puede navegar con mayor libertad, podemos usar otro filtro algo más flexible, que sólo restringe la entrada a contenidos para adultos, aunque éste nos ha parecido bastante arbitrario. Por ejemplo, no nos permitía acceder a soitu.es pero sí era posible navegar sin problemas por las páginas de otros medios españoles. En cualquier caso, el programa permite incluir excepciones.

El niño puede solicitar permiso para visitar una página a través de la red Windows Live, de forma que no tenemos por qué estar en la habitación desde la que navega para responder a su petición. Por otra parte, la tercera de las opciones sobre privacidad nos permite configurar a la carta las webs que no deben ser visitadas.

En el apartado de las comunicaciones el programa permite administrar Messenger, pudiendo los padres supervisar los contactos con los que charla y conocer las conversaciones. También es posible gestionar los usuarios con los que el niño intercambia correo a través de Hotmail o mantiene contacto a través de la red de blogs Windows Live Spaces.

Net Nanny

Esta aplicación es también la única que está disponible tanto para Windows como para OSX y es la que nos ha parecido la mejor de las tres opciones por varios motivos. Es bastante sencilla de utilizar y a todas las opciones que incluyen los dos programas reseñados añade algunas más bastante útiles.

Si nos preocupa el uso que los niños puedan hacer de los sistemas de mensajería, este programa permite controlar no sólo Messenger o iChat. Con él podemos gestionar la inmensa mayoría de programas de este tipo. También es el más sofisticado aplicando filtros de contenido, por lo que es mucho más útil para adaptarse a las decisiones educativas de los padres.

Por ejemplo, podemos permitir que el niño vea contenidos en los que se haga referencia a alcohol o al tabaco, pero impedirle que acceda a tiendas o visualice imágenes violentas. También es el único que permite configurar el uso de videojuegos. Podemos decidir los títulos a los que se puede acceder en función de su clasificación ESRB. Aunque es posible afinar un poco más e impedir cosas como que el menor use juegos en los que se realicen apuestas, pero permitir aquellos con escenas de violencia moderada.

También es posible prohibir si lo deseamos el acceso a aplicaciones p2p, a foros, y a salas de chat. Permite recibir informes de todo lo que el menor hace en Facebook, la única red social cuya monitorización permite el programa. Por otra parte, Net Nanny puede ser controlado a distancia y podemos recibir notificaciones por correo electrónico de todo lo que el niño hace.

Se vende por 39,95 dólares en una versión que sólo puede ser instalada en un ordenador o bien es posible adquirir un paquete que por 60 dólares permite instalarlo en tres máquinas.
Otras opciones

CyberPatrol.

Habíamos escuchado hablar bien de este programa únicamente diseñado para gestionar la navegación a través de la red, pero lo cierto es que el hecho de estar en inglés le pone las cosas difíciles de cara a ser utilizado en nuestro país.

Uno de sus puntos fuertes es que permite adaptar la navegación en cinco grados en función de la madurez del menor -cada uno de los cuales puede ser configurado-. A la hora de probarlo configurándolo para un perfil de adolescente nos permitió acceder a soitu.es, pero no a nuestra sección de Sexo.

Tampoco nos dejaba hacer búsquedas en Google introduciendo los términos ‘gay’ o ‘lesbiana’. Algo que por cierto hemos comprobado que es una tónica generalizada en estos programas, y sólo los chicos de Apple en su Mac OSX han tenido en cuenta que un filtro para adultos no tiene porque estar reñido con webs en las que se hable de tendencias sexuales. Se nota que son de California.

Se vende a un precio 39,95 dólares con una licencia que permite instalarlo en tres ordenadores.

Fuente: soitu.es

El jefe de Psiquiatría del hospital vizcáino de Cruces,cree preciso que los padres aprendan a aprovechar las bondades de la Red y vigilar para que el sistema no atrape en sus garras a los menores.

¿Han notado en sus consultas la falta de control que muchos padres ejercen sobre la navegación por Internet de sus hijos?

-A veces se escuchan cosas así, pero de toda tecnología puede hacerse un mal uso. Los adolescentes, por la inestabilidad emocional que les caracteriza, encuentran en la web la ventana abierta al mundo que están explorando.

¿Ha visto casos de ‘adicción a Internet‘?

-El adolescente busca sexo, violencia y todo lo prohibido. A lo que se engancha es a una nueva vía de comunicación, y en concreto a los chat. Lo precupante de engancharse a uno es que luego se prescinde de las relaciones personales, del cara a cara.

Un 44% de los menores se ha sentido acosado sexualmente en la Red.

-El chat nos permite ocultar nuestras debilidades. Nadie se muestra como es. Ahí todos somos maravillosos. Lo normal, aparentemente, es que en un contexto así te mientan, te engañen y que los chicos encuentren proposiciones de todo tipo.

¿Deberían regularse los contenidos de la Red?

-Como todo en la vida. Lo mismo que hay ciertas informaciones restringidas a cierto público, los padres deberían tener la posibilidad de controlar los contenidos de sus hijos, sin necesidad de tener que adquirir cables y programas.

¿Se abusa de lo confiados que son niños y adolescentes?

-Sí, aunque habría que diferenciar entre unos y otros. La adolescencia es una época de revolución psicológica, de búsqueda de la propia identidad. Todo lo desconocido, lo prohibido tiene para ellos una importancia superior a la que tiene para los adultos. El problema es que, a veces, la adolescencia no se acaba como etapa de la vida y muchos adultos continúan siendo adolescentes.

¿Dónde está el límite entre controlar la relación de un hijo con Internet y meterse en su intimidad?

-A los hijos hay que controlarles sin pasarse. Es algo muy complicado. Los padres tienen que orientar sin involucrarse demasiado en la vida del adolescente. Invadir su espacio puede ser tan perjudicial como permitirles un mal uso del servicio.

¿Internet tiene que formar parte del proceso educativo?

-Eso es, en realidad, la vida. Hay que enseñarles a navegar por Internet, lo mismo que se les enseña a comunicarse, a relacionarse con los demás y a manejar otras herramientas. Internet debe ser como conducir: aprendemos a hacerlo y a respetar las normas de tráfico.

Fuente: elcorreodigital.com

Según datos del Defensor del Menor de Andalucía relativos a 2007, el porcentaje de menores que acceden a la red aumenta. El 88,2% de los niños de entre 10 y 15 años son usuarios de ordenador, y el 65,9% dispone de un teléfono móvil. Además, no hay diferencias entre chicos y chicas a la hora de usar la red. En cuanto al tiempo que los escolares andaluces dedicaban a internet, el estudio señalaba que la media estaba en 2 horas y 6 minutos semanales, una actividad a la que los menores sevillanos de entre 6 y 18 años dedicaban más horas que a la lectura de libros o revistas (1 hora y 48 minutos).

El informe indica que entre los años 2001 y 2006 se detectó un incremento del número medio de horas que los escolares andaluces empleaban en internet (48 minutos y 2 horas y 36 minutos, respectivamente) y advertía de los riesgos asociados a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

El Defensor consideraba que los peligros procedían tanto del mal uso que podían hacer los menores de la tecnología, dando a conocer por ejemplo comportamientos violentos que son grabados y colgados en la red, lo que se conoce como el cyberbullying o ciberacoso, así como aquellas otras situaciones en las que los menores se convierten en víctimas. En este caso, el riesgo procedía de una incorrecta utilización de las tecnologías por parte de los adolescentes, al facilitar por ejemplo datos personales, intercambiar fotos, o quedar con gente que habían conocido en foros y chats.

El Defensor ya apuntaba entonces que esta forma de actuar podía comporta “un abuso por parte de otras personas hacia la población menor” y enumeraba algunas situaciones concretas. Hasta el departamento que dirige José Chamizo llegaron denuncias de internautas, profesores o incluso los propios niños relativas a pedofilia o pornografía infantil de menores en Internet. Otras denuncias hacían referencia a la existencia de contenidos de pornografía infantil albergados en las páginas web y también se detectaron casos en los que determinadas aplicaciones como el correo electrónico o la mensajería por internet habían sido utilizados para acosar a menores, tanto.

Fuente: diariodesevilla.es