El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, ha denunciado en numerosas ocasiones los graves riesgos –reales y constatados– que puede llegar a suponer internet. Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado octubre, Rallo lamentó la ausencia de una educación de los menores para conseguir ciudadanos digitales responsables. El director de la AEPD también mostró entonces su inquietud por el fomento del uso de las redes sociales, especialmente entre los menores.

Tenemos una escuela del siglo XIX, con profesores y padres del siglo XX y alumnos del siglo XXI.

Según los expertos, se plantean dos grandes inconvenientes. El primero, se requiere una buena formación en medios digitales, para conocer los riesgos y ventajas de esta herramienta sin duda imprescindible para los tiempos venideros. El segundo, los avanzados sistemas de seguridad que se requieren son costosos y hasta ahora son coto privado para las grandes compañías que pueden costearlos.

Mientras unos y otros miramos hacia otro lado, los sitios web de anorexia, bulimia o ciberbulling crecen de forma exponencial, llegándose a presentar en sociedad como simples juegos entre adolescentes que usan un medio nuevo, donde los adultos no tienen sitio y en el que la vigilancia del padre y el profesor brillan por su ausencia.

La solución de urgencia que se ha dado hasta ahora no ha pasado de condicionar el acceso a los menores a determinadas páginas web, tanto en el aula como en casa, cuando no ha bastado un simple e indolente «no se le pueden poner puertas al campo». Luego, en los cibercafés se hacen competiciones para averiguar quién emplea menos tiempo en desbloquear los filtros parentales.

Fuente: ABC

Anuncios

Los padres y docentes que necesiten familiarizarse con Internet tienen en el portal Kiddia, lanzado Consejería de Innovación del Gobierno andaluz, una herramienta con consejos e información útil para navegar en la red de forma segura.

Kiddia está pensado para padres con hijos de hasta 11 años, con el objetivo de motivarles para que la usen como red de encuentro con otros niños y como espacio interactivo que ellos mismos pueden construir creando sus propios blogs.

También los padres y tutores tienen acceso sobre consejos y actividades orientativas para conocer la red y navegar por ella junto a sus hijos. Para la información de los padres, en dicha web también se encuentra disponible la guía Educar para proteger, donde se detallan las directrices para un buen manejo de internet, así como los filtros que evitan que los niños entren en determinadas páginas con contenidos inapropiados.

Además, existe un foro donde pueden plantear a diversos expertos las distintas dudas que surjan sobre las nuevas tecnologías. El portal también atiende la demanda de los docentes sobre la formación de los menores en las nueva tecnologías. En Kiddia se recogen consejos y recomendaciones para integrar las nuevas tecnologías en el aula y utilizarlas como una herramienta de la enseñanza.

La Junta de Andalucía activará las próximas semanas otra página enfocada para los adolescentes de entre 12 y 17 años, con contenidos más propios de esta edad y con una red de contactos más amplia, principal uso que se le da en la adolescencia a internet, pero con recomendaciones sobre los datos que hay que aportar tanto para menores como a padres. Estos dos portalesmaterializan medidas recogidas en el Plan Innovación y Modernización de Andalucía (PIMA) y en el Plan de Desarrollo de la Sociedad de la Información en Andalucía (Plan ASI) que se desarrollaron con el decreto de 2007.

Fuente: diariodesevilla.es

Creado por la Fiscalía General del Estado, el Servicio de Criminalidad Informática da sus primeros pasos con campañas informativas en los colegios.

Jacobo Fernández-Llebrez, fiscal que coordina en Málaga el Servicio de Criminalidad Informática, destaca lo importante que es acercar a los padres las herramientas que impidan que sus hijos queden en manos de algunos desaprensivos.

Muchos menores desconocen que chantajear a través del e-mail, leer sin permiso los mensajes ajenos, ridiculizar a otros utilizando mentiras a través de una ´web´ o utilizar la identidad de otra persona en el ´messenger´ son delitos graves.

A esto hay que unir el grooming, o acoso sexual a los pequeños a través de la Red, el uso y abuso de pornografía infantil y las ya conocidas estafas cibernéticas como ´phising´ -hacerte con el número privado de una tarjeta de crédito a través de los mensajes electrónicos- o el ´pharming´ -simular la página de un banco para que un usuario opere a través de ella.

Entre otros consejos a los padres, Jacobo Fernández-Llebrez indice en varios puntos de interés: ”Deben hablar con sus hijos, saber cómo se mueven y en qué páginas se meten sin prohibirles nada, porque si no después lo van a hacer en un cibercafé o en casa de un amigo”.

Las fuerzas de seguridad realizaron el pasado año 294 operaciones relacionadas con la criminalidad informática y detuvieron a 124 personas. Sólo 27 de estos casos estuvieron relacionados con la pornografía infantil, pero las amenazas (13), el robo de cuentas de correos (12) y las injurias y las calumnias (25) también alcanzaron un nivel importante.

Fuente: laopiniondemalaga.es

Son muchos los riesgos de Internet. Varían desde webs con contenidos poco recomendables, pasando por los flecos de seguridad de las Redes Sociales, estafas digitales, grooming o el ciberacoso.

Existen algunas herramientas que ayudan a que los hijos no accedan a contenidos peligrosos o se comuniquen con quien no deben. Hemos probado Windows Live Protección Infantil, las herramientas de control parental de Mac OSX Leopard, Net Nanny y alguna más.

Windows Live Protección Infantil
Este programa gratuito de Microsoft permite controlar la actividad en la red de los menores de dos formas: limitando el acceso de estos tanto a Messenger como a internet y haciendo saber las webs por las que navegan, algo que incluso es posible hacer a distancia, conectándonos a la red Windows Live —de hecho hay que estar registrado en ella para acceder al programa—.

Para controlar los contenidos el programa puede ser configurado con un filtro que restringe la navegación a un puñado páginas infantiles —muy pocas de hecho, pues no es posible ni siquiera acceder a disney.com—.

Si consideramos que el niño puede navegar con mayor libertad, podemos usar otro filtro algo más flexible, que sólo restringe la entrada a contenidos para adultos, aunque éste nos ha parecido bastante arbitrario. Por ejemplo, no nos permitía acceder a soitu.es pero sí era posible navegar sin problemas por las páginas de otros medios españoles. En cualquier caso, el programa permite incluir excepciones.

El niño puede solicitar permiso para visitar una página a través de la red Windows Live, de forma que no tenemos por qué estar en la habitación desde la que navega para responder a su petición. Por otra parte, la tercera de las opciones sobre privacidad nos permite configurar a la carta las webs que no deben ser visitadas.

En el apartado de las comunicaciones el programa permite administrar Messenger, pudiendo los padres supervisar los contactos con los que charla y conocer las conversaciones. También es posible gestionar los usuarios con los que el niño intercambia correo a través de Hotmail o mantiene contacto a través de la red de blogs Windows Live Spaces.

Net Nanny

Esta aplicación es también la única que está disponible tanto para Windows como para OSX y es la que nos ha parecido la mejor de las tres opciones por varios motivos. Es bastante sencilla de utilizar y a todas las opciones que incluyen los dos programas reseñados añade algunas más bastante útiles.

Si nos preocupa el uso que los niños puedan hacer de los sistemas de mensajería, este programa permite controlar no sólo Messenger o iChat. Con él podemos gestionar la inmensa mayoría de programas de este tipo. También es el más sofisticado aplicando filtros de contenido, por lo que es mucho más útil para adaptarse a las decisiones educativas de los padres.

Por ejemplo, podemos permitir que el niño vea contenidos en los que se haga referencia a alcohol o al tabaco, pero impedirle que acceda a tiendas o visualice imágenes violentas. También es el único que permite configurar el uso de videojuegos. Podemos decidir los títulos a los que se puede acceder en función de su clasificación ESRB. Aunque es posible afinar un poco más e impedir cosas como que el menor use juegos en los que se realicen apuestas, pero permitir aquellos con escenas de violencia moderada.

También es posible prohibir si lo deseamos el acceso a aplicaciones p2p, a foros, y a salas de chat. Permite recibir informes de todo lo que el menor hace en Facebook, la única red social cuya monitorización permite el programa. Por otra parte, Net Nanny puede ser controlado a distancia y podemos recibir notificaciones por correo electrónico de todo lo que el niño hace.

Se vende por 39,95 dólares en una versión que sólo puede ser instalada en un ordenador o bien es posible adquirir un paquete que por 60 dólares permite instalarlo en tres máquinas.
Otras opciones

CyberPatrol.

Habíamos escuchado hablar bien de este programa únicamente diseñado para gestionar la navegación a través de la red, pero lo cierto es que el hecho de estar en inglés le pone las cosas difíciles de cara a ser utilizado en nuestro país.

Uno de sus puntos fuertes es que permite adaptar la navegación en cinco grados en función de la madurez del menor -cada uno de los cuales puede ser configurado-. A la hora de probarlo configurándolo para un perfil de adolescente nos permitió acceder a soitu.es, pero no a nuestra sección de Sexo.

Tampoco nos dejaba hacer búsquedas en Google introduciendo los términos ‘gay’ o ‘lesbiana’. Algo que por cierto hemos comprobado que es una tónica generalizada en estos programas, y sólo los chicos de Apple en su Mac OSX han tenido en cuenta que un filtro para adultos no tiene porque estar reñido con webs en las que se hable de tendencias sexuales. Se nota que son de California.

Se vende a un precio 39,95 dólares con una licencia que permite instalarlo en tres ordenadores.

Fuente: soitu.es

Los cibercafés en la comunidad valenciana deberán contar con filtros de acceso a Internet para los menores o restringir su entrada al local. Es una de las medidas que incluye la Conselleria de Gobernación de Valencia en el borrador de la reforma de la Ley de Espectáculos.
Los locales tendrán que establecer filtros para que los menores no puedan consultar determinadas páginas web con contenidos para adultos. Entre ellas, figuran las de carácter pornográfico, pero también aquellas que puedan incitar a la violencia o la xenofobia.

Una de las fórmulas para la aplicación de esta medida sería la de destinar cierto número de ordenadores para menores. Estos podrían ubicarse en un espacio diferenciado dentro del local. Los establecimientos, no obstante, siempre pueden optar por prohibir el acceso a los más jóvenes y de esta forma no establecer límites a la consulta de webs.

El responsable autonómico explicó que, “al igual que se hace en el cine” o en las discotecas, es necesario “graduar” la entrada a los “cibercafés ” para “proteger” a los menores de edad. El conseller de Gobernación Serafín Castellano explicó que “no es lógico que si unos padres controlan en su casa que su hijo no entre a determinadas webs, no puede ocurrir que lo hagan con total libertad en estos locales”.

El refuerzo de estas medidas de seguridad persigue lograr la protección del menor en un espacio que hasta la fecha carecía de legislación.

Meses en ver la luz
La modificación de la Ley de Espectáculos, donde se incluye este apartado, no obstante, todavía tardará varios meses en ver la luz. Los empresarios recibieron ayer el borrador. Será en otra reunión, que se celebrará antes de Fallas, cuando aporten sus ideas o pidan modificaciones en algunos apartados. Una vez revisada, se iniciará el trámite parlamentario.

Con la modificación ya aprobada, serán los agentes los que se encarguen del cumplimiento de la ley. Así, se harán inspecciones en las que se compruebe que o bien los ordenadores están limitados o que no hay menores en el local.

En caso contrario se aplicarán las correspondientes sanciones, según la Conselleria. Dependiendo de la gravedad, la sanción puede ir desde 601 euros hasta 30.000 euros. Las más graves pueden alcanzar incluso el doble de esta cantidad.

fuente: lasprovincias.es

El pasado 8 de diciembre varios operadores de Internet de Reino Unido decidieron, a instancias de la organización Internet Watch Foundation (IWF) (un organismo privado cuya labor es vigilar los contenidos que circulan por Internet y que financian las mismas operadoras), bloquear el acceso a la página de la Wikipedia dedicada a un disco de The Scorpions (Virgin Killer), publicado en 1976 y en cuya controvertida portada aparece una niña desnuda.

Tras la polémica, IWF ha decidido retirar de su lista de páginas prohibidas la de la mayor enciclopedia cooperativa de Internet ya que, según declara en su web, “en esta ocasión, nuestros esfuerzos han dado los resultados opuestos” a los deseados, esto es, “minimizar la disponibilidad de imágenes indecentes de niños en Internet”.

La IWF ha decidido, en vista del enorme tiempo que ha transcurrido desde que salió el disco a la venta, que ya no tiene sentido prohibir la imagen. Si lo hubieran pensado antes de lanzarse a prohibir el acceso a la Wikipedia habrían evitado que decenas de miles de personas que no conocían la carátula ni la fotografía la vieran. Y es que no hay más que echar un vistazo a las estadísticas de Google Trends, por ejemplo, para comprobar que las búsquedas por la palabra scorpions han crecido de manera exponencial desde que se bloqueó el acceso a su página en la Wikipedia.

Fuente: elpais.com

Los grandes operadores saben que son necesarios los controles a los contenidos accesibles a través de sus redes. No sólo en el hogar o el colegio donde los menores vavegan habitualmente a Internet, sino también en los cibercentros o cibersalas, lugares donde el control sobre el acceso de los menores a contenidos no apropiados ha sido hasta ahora menos riguroso, ya que es frecuente que los menores accedan a Internet con ordenadores sin filtros de seguridad o bien al lado de adultos.

La sociedad está demandando más medidas protectoras y de seguridad en estos espacios y diferentes compañías han comenzado a ofrecer servicios de filtrado que permiten limitar los accesos a páginas web según su contenido. En febrero de 2007, varias compañías ratificaron un acuerdo marco con la Unión Europea destinado a incrementar las medidas de protección a los menores en su acceso a contenidos a través del móvil. En particular se dedicarán esfuerzos al control de acceso a contenidos para adultos, la concienciación de padres y niños, y la lucha contra contenidos ilegales.

Más del 90% de los niños estudiados de entre 7 y 12 años juega con algún tipo de videojuego, y muchos de ellos conocen o han jugado a juegos de adultos, incluso a algunos muy violentos. El Decreto andaluz 27/2007 establece medidas de seguridad para menores en el uso de Internet y las TIC, entre ellas medidas de seguridad en las cibersalas, en concreto, la necesidad de disponer de sistemas de seguridad y filtrado. Además, los menores solo podrán entrar en los establecimientos que cuenten con una persona responsable a su cargo, que les oriente en el uso de Internet y las TIC.