Siete de cada diez jóvenes de entre 13 y 17 años ocultan sus actividades en Internet según McAfee, la empresa de seguridad tecnológica. Según su estudio Comportamiento Adolescente en Internet el 12% de los jóvenes encuestados admitieron tener amigos online que jamás habían visto en persona.

Por otra parte solo el 12% de los padres creen que sus hijos adolescentes ven pornografía en línea. La realidad es que lo hace el 32%.

El peligro para “la primera generación que crece en línea” –según la denomina esta investigación, publicada en junio de 2012– va en aumento si se tiene en cuenta que pasó de ser algo exclusivo del computador de casa u escritorio a toda clase de dispositivos móviles e incluso electrodomésticos. Hay peligro en todo lo que tenga conexión a Internet.

Según otro estudio internacional, en este caso de la empresa Norton, “el 40% de los menores reconoció haber aceptado como ‘amigo’ en sus redes sociales a un desconocido”.

Fuente: ElTiempo.com.

Estudio sobre la seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles, informe anual 2011 (17ª oleada)

El Inteco ha publicado su Informe anual 2011 sobre La seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles, en el que ha realizado 7.398 entrevistas a usuarios y 14.248 auditorías remotas online a ordenadores domésticos. Entre los resultados obtenidos resaltamos los siguientes:

  • Pese a que el 91,6% de los ordenadores domésticos en España tiene instalado un antivirus, 1 de cada 3 equipos aloja malware de riesgo alto.
  • La mitad de los usuarios cuyos equipos están infectados con malware lo desconocen. Son un 45% de los ordenadores los que alojan algún tipo de código malicioso, generalmente troyanos (36,9% del total de equipos explorados).
  • 4 de cada 10 usuarios no cambian sus hábitos después de sufrir algún incidente de seguridad. El 8,6% ha dejado de compartir en redes de intercambio de archivos, el 6,8% ha dejado de usar software no autorizado. El abandono del comercio electrónico y de la banca electrónica a causa de estos problemas se sitúa en un 5,4 y 4,7% respectivamente.
  • El 27,4% ha afirmado realizar de forma consciente alguna práctica de riesgo cuando usa Internet: la tercera parte ha descargado archivos sospechosos y un 16,1 por ciento ha abierto enlaces no seguros a páginas.
  • El 68% de los encuestados dice haber recibido correos no deseados, y un 20% haber sufrido problemas relacionados con virus informáticos, troyanos y otros tipos de malware.
  • En el 26,6%o de los hogares participantes en el estudio vive un menor de hasta 16 años que utiliza Internet.
  • La supervisión por parte de los padres de los contenidos a los que ha accedido el menor ha pasado en dos años de 58,4 al 72,2%.
  • La comunicación y la implicación de los padres en la navegación del menor se han estancado aunque en un amplio porcentaje de adopción (todas ellas por encima del 60%).
  • Problemas e incidentes que han sufrido los menores y de los que sus padres tienen conocimiento:
    • Acceso a contenidos inapropiados de carácter sexual: 13,1%.
    • Posible aislamiento social: 8,5%.
    • Que el menor facilite sus datos de contacto: 7,1%.
    • acceso a contenidos violentos: 6,9%.
  • Cada vez más usuarios restringen el acceso a su información en las redes sociales: actualmente solo un 8,3% de los usuarios de redes sociales mantienen su perfil accesible para cualquiera, la mitad que hace dos años. También ha aumentado el porcentaje de los que limitan el acceso a sus contactos (51,2%) o a únicamente algunos de ellos (17,3%).
  • Entre las preocupaciones de los españoles acerca de las redes sociales, destaca que el desconocimiento e ingenuidad de los menores puedan ser aprovechados en ellas para abusar de su confianza. INTECO también ha observado cómo estas comunidades online se están convirtiendo en objetivo para los delincuentes, aprovechando el intercambio de información personal que se realiza en ellas y utilizando técnicas de ingeniería social y ataques basados en código malicioso: los atacantes roban las credenciales personales de usuarios para poder enviar desde esas cuentas malware a sus contactos personales, quienes creen que procede de un usuario de su confianza. Así, un 5,6% de usuarios ha declarado haber sido víctima de suplantación de identidad en el segundo cuatrimestre de 2011.
  • Apenas un 8% de los internautas ha asegurado que confía poco o muy poco en Internet frente al 50% que confía mucho o bastante en ella. El 25% ha señalado que no confía lo suficiente en Internet como para utilizar servicios de compra o banca online.
  • El 83,4% ha reclamado que la Administración se implique más en la seguridad de Internet, exigiendo principalmente el desarrollo de herramientas gratuitas (30,1%), una vigilancia más cercana de lo que ocurre en Internet (16,6%) y la adaptación de la legislación para contemplar los nuevos delitos tecnológicos (15,3%).

Fuente: PortalTIC (Europa Press)

También te puede interesar

Los ministros de Cultura y Audiovisuales de la UE pidieron hoy a los proveedores de contenidos online más esfuerzos para garantizar la seguridad de los menores en Internet, y propusieron por medio del Consejo de Cultura y Audiovisuales medidas concretas como:

  • clasificación de los contenidos por edades
  • inclusión de mecanismos de control parental
  • privacidad por defecto en los perfiles de menores en las redes sociales

El texto reconoce como peligros crecientes de la Red el abuso de menores y la pornografía infantil, máxime en el contexto actual de bajada de la edad media de inicio en el uso de Internet en la UE: actualmente siete años.

En concreto, los ministros piden a las compañías que controlan los servidores de Internet, a los proveedores de conexión (ISP) y a los creadores de webs que tomen “plena consciencia” de los riesgos de Internet para los menores y los tengan en cuenta a la hora de diseñar sus productos y servicios.

Actualmente, el 40 % de los niños europeos de entre 9 y 12 años y el 75 % de los adolescentes de entre 13 y 16 años tienen perfiles en alguna red social.

El texto también sugiere la creación de un código europeo de conducta para la venta de videojuegos a menores, con vistas a evitar que los niños puedan adquirir estos productos en caso de que su contenido sea inapropiado para su edad, avanzando más allá del código PEGI meramente informativo.

Asimismo, propone la puesta en marcha de campañas de sensibilización entre los padres para mejorar su conocimiento sobre los riesgos para los menores en el entorno digital, así como entre los profesores y otros profesionales que trabajen con niños.

Fuente: ABC
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

El Grupo Parlamentario del PSOE instará a la Junta de Extremadura a tomar medidas para proteger a los menores frente a las NTIC en el próximo pleno de la Asamblea extremeña el día 19 de junio.

La presidenta de la Comisión Parlamentaria de los Jóvenes y el Deporte, Isabel Gil Rosiña, señaló que la Red entraña ciertos peligros para los más pequeños.

Un uso inadecuado de las nuevas tecnologías provoca que los menores vean vulnerados sus derechos como por ejemplo el de la privacidad y la intimidad. Además, manifestaba Gil Rosiña, Internet también ofrece contenidos inapropiados para los jóvenes y la Red da cobijo a páginas que hacen apología de conductas peligrosas como por ejemplo la anorexia o la bulimia.

Señaló que incluso los jóvenes cometen en Internet delitos de los que no son conscientes y puso como ejemplo el caso de redes sociales como Tuenti donde los chavales insultan, amenazan o suplantan la identidad de otras personas.

El PSOE insta a la Administración regional a tomar medidas para poner freno a cuestiones de este tipo. En la iniciativa que presentan para que sea debatida en la Asamblea piden a la Junta que pongan en marcha campañas de sensibilización para que los más jóvenes sean conscientes de los peligros que conlleva realizar un mal uso de Internet.

También exigen al Ejecutivo que dote a los padres, madres y profesores de herramientas necesarias que les permitan tener una formación en este ámbito. Y es que, en ocasiones, los padres y madres se encuentran ante una situación que no dominan y que desconocen.

Fuente: Extremadura al día

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Chuza Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Los grupos parlamentarios gallegos acordaron hoy por unanimidad pedir a la Xunta un plan de información, prevención y detección del ciberbullying, así como la proyección de una campaña de sensibilización y concienciación para jóvenes sobre el uso y riesgos de las nuevas tecnologías.

Solicita además el establecimiento de un punto de información y ayuda a las víctimas de acoso por Internet y a sus familias, así como un web que advierta de contenidos nocivos, aconseje a los padres acerca de ellos y ofrezca información de sistemas de filtrado.

Los grupos parlamentarios abogaron también por que se realicen actividades para asociaciones de madres y padres de alumnos que permitan incrementar su grado de conocimiento en los usos de nuevas tecnologías, y por un programa de formación del profesorado habrá de adoptar una actitud proactiva sobre la utilización de las nuevas tecnologías por el alumnado para reducir las amenazas y contribuir a la formación de una ciudadanía digital responsable.

Entre los problemas de los que advirtieron los parlamentarios gallegos está acceso de menores a webs pornográficos, violentos o xenófobos, la facilitación de datos personales, y enlaces a través de los que contactaron e incluso se citaron con desconocidos.

También incidieron en la brecha digital importante que existe en Galicia y el desconocimiento total en esta materia de la comunidad educativa, el profesorado y los padres.

Abogaron por tanto por la alfabetización digital en Galicia pero sin ponerle puertas al campo.

Fuente: ABC

Para aumentar la navegación segura, la Children’s Internet Protection Act norteamericana obliga a las escuelas públicas y bibliotecas del país a utilizar filtros que impidan el acceso a material sexualmente explícito o nocivo.

Diversos estados han implementado, además, leyes específicas para que bibliotecas y escuelas filtren contenidos en su acceso a Internet.

Hay, sin embargo, retos en la aplicación de dicha legislación en las escuelas, donde los ordenadores se utilizan con fines educativos. Aunque la tecnología de filtrado de Internet es cada vez más sofisticada, las escuelas se quejan de que a menudo los programas de filtrado bloquean webs educativas.

Fuente: ibls.es

Los padres “no están preparados” para garantizar la navegación segura en Internet de sus hijos. Es una conclusión que los fiscales Nicolás Pérez Serrano y José Díaz Cappa comunicaron en su comparecencia en el Parlament balear para exponer los derechos y riesgos de los menores ante las nuevas tecnologías.

A juicio de los fiscales es preciso impulsar la formación y prevención continua desde los colegios y las familias para prevenir a los menores de los delitos que se cometen a través de Internet, puesto que este colectivo es especialmente vulnerable a las nuevas tecnologías. Así, ambos coincidieron en afirmar que es “necesario” que los jóvenes sean conscientes de los peligros que puede hacer un uso “ilícito” de Internet.

A su juicio, cuatro son los delitos cibernéticos más frecuentes: la intrusión -contra la confidencialidad-, delitos de falsificación, de contenido -como es la pornografía infantil, aunque informó de que en este apartado también se incluyen las injurias, amenazas, y contenidos xenófobos y racistas-, y los delitos contra la propiedad intelectual.

Fuente: europapress.es

Creado por la Fiscalía General del Estado, el Servicio de Criminalidad Informática da sus primeros pasos con campañas informativas en los colegios.

Jacobo Fernández-Llebrez, fiscal que coordina en Málaga el Servicio de Criminalidad Informática, destaca lo importante que es acercar a los padres las herramientas que impidan que sus hijos queden en manos de algunos desaprensivos.

Muchos menores desconocen que chantajear a través del e-mail, leer sin permiso los mensajes ajenos, ridiculizar a otros utilizando mentiras a través de una ´web´ o utilizar la identidad de otra persona en el ´messenger´ son delitos graves.

A esto hay que unir el grooming, o acoso sexual a los pequeños a través de la Red, el uso y abuso de pornografía infantil y las ya conocidas estafas cibernéticas como ´phising´ -hacerte con el número privado de una tarjeta de crédito a través de los mensajes electrónicos- o el ´pharming´ -simular la página de un banco para que un usuario opere a través de ella.

Entre otros consejos a los padres, Jacobo Fernández-Llebrez indice en varios puntos de interés: ”Deben hablar con sus hijos, saber cómo se mueven y en qué páginas se meten sin prohibirles nada, porque si no después lo van a hacer en un cibercafé o en casa de un amigo”.

Las fuerzas de seguridad realizaron el pasado año 294 operaciones relacionadas con la criminalidad informática y detuvieron a 124 personas. Sólo 27 de estos casos estuvieron relacionados con la pornografía infantil, pero las amenazas (13), el robo de cuentas de correos (12) y las injurias y las calumnias (25) también alcanzaron un nivel importante.

Fuente: laopiniondemalaga.es

Son muchos los riesgos de Internet. Varían desde webs con contenidos poco recomendables, pasando por los flecos de seguridad de las Redes Sociales, estafas digitales, grooming o el ciberacoso.

Existen algunas herramientas que ayudan a que los hijos no accedan a contenidos peligrosos o se comuniquen con quien no deben. Hemos probado Windows Live Protección Infantil, las herramientas de control parental de Mac OSX Leopard, Net Nanny y alguna más.

Windows Live Protección Infantil
Este programa gratuito de Microsoft permite controlar la actividad en la red de los menores de dos formas: limitando el acceso de estos tanto a Messenger como a internet y haciendo saber las webs por las que navegan, algo que incluso es posible hacer a distancia, conectándonos a la red Windows Live —de hecho hay que estar registrado en ella para acceder al programa—.

Para controlar los contenidos el programa puede ser configurado con un filtro que restringe la navegación a un puñado páginas infantiles —muy pocas de hecho, pues no es posible ni siquiera acceder a disney.com—.

Si consideramos que el niño puede navegar con mayor libertad, podemos usar otro filtro algo más flexible, que sólo restringe la entrada a contenidos para adultos, aunque éste nos ha parecido bastante arbitrario. Por ejemplo, no nos permitía acceder a soitu.es pero sí era posible navegar sin problemas por las páginas de otros medios españoles. En cualquier caso, el programa permite incluir excepciones.

El niño puede solicitar permiso para visitar una página a través de la red Windows Live, de forma que no tenemos por qué estar en la habitación desde la que navega para responder a su petición. Por otra parte, la tercera de las opciones sobre privacidad nos permite configurar a la carta las webs que no deben ser visitadas.

En el apartado de las comunicaciones el programa permite administrar Messenger, pudiendo los padres supervisar los contactos con los que charla y conocer las conversaciones. También es posible gestionar los usuarios con los que el niño intercambia correo a través de Hotmail o mantiene contacto a través de la red de blogs Windows Live Spaces.

Net Nanny

Esta aplicación es también la única que está disponible tanto para Windows como para OSX y es la que nos ha parecido la mejor de las tres opciones por varios motivos. Es bastante sencilla de utilizar y a todas las opciones que incluyen los dos programas reseñados añade algunas más bastante útiles.

Si nos preocupa el uso que los niños puedan hacer de los sistemas de mensajería, este programa permite controlar no sólo Messenger o iChat. Con él podemos gestionar la inmensa mayoría de programas de este tipo. También es el más sofisticado aplicando filtros de contenido, por lo que es mucho más útil para adaptarse a las decisiones educativas de los padres.

Por ejemplo, podemos permitir que el niño vea contenidos en los que se haga referencia a alcohol o al tabaco, pero impedirle que acceda a tiendas o visualice imágenes violentas. También es el único que permite configurar el uso de videojuegos. Podemos decidir los títulos a los que se puede acceder en función de su clasificación ESRB. Aunque es posible afinar un poco más e impedir cosas como que el menor use juegos en los que se realicen apuestas, pero permitir aquellos con escenas de violencia moderada.

También es posible prohibir si lo deseamos el acceso a aplicaciones p2p, a foros, y a salas de chat. Permite recibir informes de todo lo que el menor hace en Facebook, la única red social cuya monitorización permite el programa. Por otra parte, Net Nanny puede ser controlado a distancia y podemos recibir notificaciones por correo electrónico de todo lo que el niño hace.

Se vende por 39,95 dólares en una versión que sólo puede ser instalada en un ordenador o bien es posible adquirir un paquete que por 60 dólares permite instalarlo en tres máquinas.
Otras opciones

CyberPatrol.

Habíamos escuchado hablar bien de este programa únicamente diseñado para gestionar la navegación a través de la red, pero lo cierto es que el hecho de estar en inglés le pone las cosas difíciles de cara a ser utilizado en nuestro país.

Uno de sus puntos fuertes es que permite adaptar la navegación en cinco grados en función de la madurez del menor -cada uno de los cuales puede ser configurado-. A la hora de probarlo configurándolo para un perfil de adolescente nos permitió acceder a soitu.es, pero no a nuestra sección de Sexo.

Tampoco nos dejaba hacer búsquedas en Google introduciendo los términos ‘gay’ o ‘lesbiana’. Algo que por cierto hemos comprobado que es una tónica generalizada en estos programas, y sólo los chicos de Apple en su Mac OSX han tenido en cuenta que un filtro para adultos no tiene porque estar reñido con webs en las que se hable de tendencias sexuales. Se nota que son de California.

Se vende a un precio 39,95 dólares con una licencia que permite instalarlo en tres ordenadores.

Fuente: soitu.es

Según datos del Defensor del Menor de Andalucía relativos a 2007, el porcentaje de menores que acceden a la red aumenta. El 88,2% de los niños de entre 10 y 15 años son usuarios de ordenador, y el 65,9% dispone de un teléfono móvil. Además, no hay diferencias entre chicos y chicas a la hora de usar la red. En cuanto al tiempo que los escolares andaluces dedicaban a internet, el estudio señalaba que la media estaba en 2 horas y 6 minutos semanales, una actividad a la que los menores sevillanos de entre 6 y 18 años dedicaban más horas que a la lectura de libros o revistas (1 hora y 48 minutos).

El informe indica que entre los años 2001 y 2006 se detectó un incremento del número medio de horas que los escolares andaluces empleaban en internet (48 minutos y 2 horas y 36 minutos, respectivamente) y advertía de los riesgos asociados a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

El Defensor consideraba que los peligros procedían tanto del mal uso que podían hacer los menores de la tecnología, dando a conocer por ejemplo comportamientos violentos que son grabados y colgados en la red, lo que se conoce como el cyberbullying o ciberacoso, así como aquellas otras situaciones en las que los menores se convierten en víctimas. En este caso, el riesgo procedía de una incorrecta utilización de las tecnologías por parte de los adolescentes, al facilitar por ejemplo datos personales, intercambiar fotos, o quedar con gente que habían conocido en foros y chats.

El Defensor ya apuntaba entonces que esta forma de actuar podía comporta “un abuso por parte de otras personas hacia la población menor” y enumeraba algunas situaciones concretas. Hasta el departamento que dirige José Chamizo llegaron denuncias de internautas, profesores o incluso los propios niños relativas a pedofilia o pornografía infantil de menores en Internet. Otras denuncias hacían referencia a la existencia de contenidos de pornografía infantil albergados en las páginas web y también se detectaron casos en los que determinadas aplicaciones como el correo electrónico o la mensajería por internet habían sido utilizados para acosar a menores, tanto.

Fuente: diariodesevilla.es