La comisaria de la UE responsable de asuntos de la Sociedad de la Información, Viviane Reding, dio el día 17 de septiembre un discurso titulado ¿Cómo podemos empoderar a los jóvenes para que estén seguros en Internet? Soluciones innovadoras en Europa dentro de un seminario de la World Childhood Foundation celebrado en Estocolmo (Suecia).

Comenzó su discurso contando el caso de un niño de 10 años que se las ingenió para modificar su Nintendo y acoplarle una antena casera de wi-fi para poder disfrutar de acceso a Internet, lo cual hizo sin conocimiento de sus padres. Según Reding, mantener a los niños apartados de Internet no significa apartarlos del peligro porque encontrarán la manera de acceder. La estrategia debe consistir capacitarlos de manera innovadora para que estén seguros en la Red. Este es el objetivo, junto con la portección, del programa europeo Safer Internet que cumple (también) 10 años de edad y que reúne a instituciones públicas, industria, ONGs y fuerzas del orden. La protección de los niños fue reconocida como objetivo del más alto nivel para la UE, Noruega y Suiza en Abril de este año.

Para Reding las amenazas van cambiando con los años y ahora las preocupaciones nuevas incluyen los comportamientos dañinos como el ciberbullying y el grooming.

Entre las formas innovadoras de sensibilización por las que apostó, están las redes sociales, y los foros de igual a igual, donde los propios jóvenes puedan recibir consejo de otros jóvenes, lo cual es más efectivo, según afirmó.

También sugirió que se creen webs que imiten los pro-anorexia pero con contenidos controlados y avalados médicamente.

Valoró muy positivamente no sólo las campañas de prevención y sensibilización sino la creación de contenidos atractivos y positivos en la Red, cuyo efecto sobre la seguridad es también alto, aunque reconoció que no todos los niños tienen fácil acceso a este tipo de contenidos bien por no estar disponibles en su idioma o bien porque no son fáciles de encontrar, por lo cual apostó por incrementar su visibilidad y anunció la creación de un grupo específico para identificar y apoyar este tipo de buenos webs.

Según Reding, divulgar datos personales es el comportamiento peligroso más habitual de los menores en la Red, que tiene lugar principalmente en las redes sociales online. Apostó porque los perfiles de los menores sean por omisión privados, no queden a la vista de los buscadores y dispongan de un botón para informar de abusos.

Desde febrero de este año, ya se cuenta en ese sentido con un documento titulado “Safer Social Networking Principles for the EU” al que ya se han adherido redes como Facebook, Tuenti, MySpace, Piczo y Rate.

Fuente: Comisión Europea