enero 2009


La herramienta que puede garantizar la navegación segura en Internet es la educación y el control de los padres. Es la conclusión de un estudio de la Fuerza Técnica de Seguridad en Internet en EEUU publicado por el Centro Berkman de Internet y Sociedad de la Universidad de Harvard.

Los expertos que han elaborado el estudio sugieren a los padres y representantes mantener la vigilancia sobre el contenido que revisan los niños y las relaciones que establecen en la red, e insistir en principios y consejos formativos y educativos.

Según Adam Thierrer, de la Fundación Libertad y Progreso y uno de los miembros del grupo de expertos que publicó el informe, “llegamos a la conclusión que no hay una solución técnica definitiva para las preocupaciones sobre la seguridad de los niños en Internet”. La reducción de los riesgos para los niños depende básicamente del medio ambiente familiar, la educación y las políticas públicas, según las conclusiones del estudio.

Además de la vulnerabilidad de los adolescentes entre 15 y 17 años y de los niños que en la vida real son víctimas de abuso, el estudio resalta que uno de cada cinco menores de edad son solicitados sexualmente en línea, aunque 90% de estas propuestas indecentes son formuladas por chicos de su misma edad o por jóvenes sólo algo mayores y no por adultos, aseguran los investigadores.

En el documento se establece que todos los menores no están igualmente expuestos en Internet. Los de mayor riesgo son los que participan más frecuentemente en conductas agresivas y tienen problemas en otras partes de sus vidas.

Muchos de estos requerimientos en línea entran en la categoría de acoso sexual y más de dos tercios de los casos no desembocan en encuentros reales.

Según el estudio, el porcentaje de jóvenes que dicen haber sido objeto de acoso sexual en Internet disminuyó de 19% en el año 2000 a 13% en 2006, según cifras citadas por el informe, que destaca como plataformas para estas prácticas los foros de discusión y los sistemas de mensajería instantánea.

Sin embargo, Thierrer insiste en que “aún desplegando las mejores herramientas y tecnologías disponibles para mejorar la seguridad de los niños en línea, nada reemplaza a un padre, un tutor o un adulto responsable, para guiar a un niño y ayudarlo a usar Internet con seguridad“.

Los hallazgos del informe podrían ayudar a sitios como Facebook y MySpace, redes sociales con gran cantidad de miembros jóvenes. Ambas compañías firmaron acuerdos con los fiscales generales para aumentar sus esfuerzos para proteger a sus miembros menores de los abusadores sexuales. Estos convenios se producen después de algunas denuncias. Por ejemplo, MySpace fue demandada en 2006 por una niña de 14 años que dijo que fue asaltada sexualmente por un hombre de 19 años que conoció en el sitio. GCH.

Fuente: eluniversal.com

Anuncios

Los padres tienen en la educación de los menores la mejor de los instrumentos para que éstos neveguen con seguridad en Internet. Al mismo tiempo han de ser conscientes del alcance que puede tener cualquier tipo de información que vuelquen en Internet.

1.- Internet retiene todo rastro de tráfico, la información que transporta puede ser rastreada.

2.- Internet es un sistema de comunicación utilizado por personas: precaución y respeto por quién está al otro lado.

3.- Internet se parece a la vida física más de lo que creemos, desconfía de aquello que te haría desconfiar en la calle (por ejemplo, la imagen de una tienda o la personalidad de un desconocido).

4.- Internet es información, para saber si es o no útil, si es o no verdad, siempre debe ser contrastada. Solicita consejo a un adulto de confianza antes de actuar.

5.- Internet dispone de todo lo que insertamos en sus redes, debemos evitar ofrecerle demasiada información sobre nosotros mismos, y ser conscientes de lo fácil que es perder el control sobre ello.

6.- Internet no es ilegal, pero puede ser el escaparate de la comisión de un delito, estate atento a lo que te llega a través de sus redes y, desconfiar de lo que tenga un origen incierto.

7.- Internet es paralela a la vida real, no ajena, lo que en ella ocurre suele tener un reflejo directo en el ámbito personal y físico de los implicados.

8.- Internet permite manejar dinero sin necesidad de tocarlo, las transacciones que realices, que sean con permiso seguro del banco en que confías. Desconfía de los envíos de dinero que no pasan por una entidad bancaria o una administración pública estatal.

9.- Internet pone a nuestra disposición más datos de los que podemos asumir y, de la misma forma que ocurre en la vida real, necesitamos filtrar aquello que sobra para un desarrollo personal pleno, ya sea con el sentido común, ya lo sea con ayuda de dispositivos técnicos de filtrado.

10.- Existen leyes que castigan las actividades ilícitas en Internet, y también existen leyes que protegen a sus usuarios de una mala utilización de Internet, especialmente cuando afecta a sus derechos fundamentales (intimidad, secreto de las comunicaciones, datos personales, libertad de expresión, etc.). Si eres víctima denúncielo.

Fuente: internautas.org

La Agencia de Protección de Datos de Cataluña (Apdcat) ha lanzado una guía sobre el uso seguro de Internet, que en realidad contiene tres manuales, dependiendo de la franja de edad: educación primaria (de 9 a 11 años), ESO (de los 12 a los 14) y bachillerato (de los 15 a los 17). A los más pequeños, además de enseñarles a navegar sin convertirse en adictos, se les advierte de que no deben contestar mensajes extraños ni dar los datos personales sin consultarlo con sus padres, entre otros consejos.

Contraseña

A los alumnos de secundaria se les insiste, además, en la necesidad de tener una contraseña y de que, en caso de abrir un blog o un espacio personal, inviten solo a los amigos “porque los datos pueden acabar en manos de cualquiera”.

En esta franja de edad, al igual que para los estudiantes de bachillerato, también se abordan temas como el ciberacoso, el fraude en las compras y la suplantación electrónica de la identidad. Y se proponen precauciones, como no responder

e-mails que reclaman datos personales y acciones como recurrir a la ley si detectan algún hecho delictivo susceptible de ser denunciado.

Fuente: redaragon.com

El estado de California otorgará mayor autoridad a los centros escolares para luchar contra el ciberbullying, otorgándoles el derecho a expulsar a los estudiantes que lleven a cabo ciberacoso.

En 1999, California ya introdujo una ley contra el ciberacoso. Las leyes similares que han aplicado otros estados, han venido a poner en evidencia los flecos que la ley no cubría.

“El problema está cuando los jóvenes se acosan en los colegios, y los centros carecen de autoridad”, dice Parry Aftab, directora de WiredSafety. “La ley de Califonia contra el ciberacoso no incidía en esto”.

Un studio del Consejo Nacional para la Prevención del Crimen destacaba que cerca del 35% de los adolescentes internautas fueron acosados en la red alguna vez.

Aftab subraya que la nueva ley es una mejora pues protege a la víctima más allá del daño corporal. Los centros están ahora en la posibilidad de investigar y tomar medidas.

Algunos expertos, en cambio, no consideran que la elaboración de nuevas leyes sea la respuesta correcta. “Necesitamos ir al corazón del problema para alcanzar una solución”, dice Shaheen Shariff, “depende de qué tipo de ciberacoso se trate”. Shariff se inclina porque profesores y alumnos compartan la gestión de las nuevas tecnologías y en desarrollar un sistema no autoritario de solución de conflictos en los centros.

Fuente: theaggie.org