Tras los buenos resultados de los talleres sobre nuevas tecnologías para las familias que el ayuntamiento de Barcelona inició hace dos años en diferentes distritos, se inicia uno nuevo en las escuelas de Sant Martí.

“La idea nació después de observar que entre determinada tipología de familias había problemas de comunicación con los hijos, sobre todo adolescentes, porque hablan lenguajes distintos. Se trata de evitar esta fractura digital acercándoles la red”, explica la concejala de Educación, Montserrat Ballarín.

Y ese es el motivo que ha llevado a la mayoría de padres a inscribirse a estos talleres, que ya suman unos 200 matriculados, de momento, repartidos en 11 centros.

Precisamente, porque la mayoría de estos familiares que tienen ordenador en casa, los menos, explican que básicamente lo utilizan para jugar y chatear y no para hacer deberes, la profesora del curso, Lorena Ferre, está centrando las clases de este grupo en explicarles la importancia del control: “Son nociones muy básicas, como enseñarles a mirar el historial de las páginas en las que han entrado o saber con quién tienen contacto”.

Fuente: elperiodico.com

Anuncios