Creado por la Fiscalía General del Estado, el Servicio de Criminalidad Informática da sus primeros pasos con campañas informativas en los colegios.

Jacobo Fernández-Llebrez, fiscal que coordina en Málaga el Servicio de Criminalidad Informática, destaca lo importante que es acercar a los padres las herramientas que impidan que sus hijos queden en manos de algunos desaprensivos.

Muchos menores desconocen que chantajear a través del e-mail, leer sin permiso los mensajes ajenos, ridiculizar a otros utilizando mentiras a través de una ´web´ o utilizar la identidad de otra persona en el ´messenger´ son delitos graves.

A esto hay que unir el grooming, o acoso sexual a los pequeños a través de la Red, el uso y abuso de pornografía infantil y las ya conocidas estafas cibernéticas como ´phising´ -hacerte con el número privado de una tarjeta de crédito a través de los mensajes electrónicos- o el ´pharming´ -simular la página de un banco para que un usuario opere a través de ella.

Entre otros consejos a los padres, Jacobo Fernández-Llebrez indice en varios puntos de interés: ”Deben hablar con sus hijos, saber cómo se mueven y en qué páginas se meten sin prohibirles nada, porque si no después lo van a hacer en un cibercafé o en casa de un amigo”.

Las fuerzas de seguridad realizaron el pasado año 294 operaciones relacionadas con la criminalidad informática y detuvieron a 124 personas. Sólo 27 de estos casos estuvieron relacionados con la pornografía infantil, pero las amenazas (13), el robo de cuentas de correos (12) y las injurias y las calumnias (25) también alcanzaron un nivel importante.

Fuente: laopiniondemalaga.es

Anuncios

Las redes sociales como Facebook, MySpace o LindkedIn se han convertido también en un goloso objetivo para ciberdelincuentes. La difusión de spam o malware es algo habitual hoy día y, según las empresas de seguridad, continuará al alza, hasta el punto de que se ha acuñado un nuevo concepto: el de e-Crimen.

Los abusos potenciales que han ideado los criminales varían enormemente, y van desde el espionaje de datos personales y la distribución de spam o phising hasta el aprovechamiento de los agujeros de seguridad descubiertos en la plataforma social en cuestión.

“Los criminales online llevan mucho tiempo pensando en desembarcar en estas comunidades de usuarios. Durante los dos últimos meses, hemos detectado un inquietante incremento en la actividad criminal en las redes sociales, y apenas existe comunidad alguna que no se haya visto afectada. Las tácticas empleadas son ingeniosas y recurren a todo el repertorio del eCrimen. Junto a la inserción directa de malware o la distribución en masa de correos, los atacantes utilizan las redes sociales para redirigir a los usuarios a ciertos sitios web, con el objetivo de infectar sus ordenadores mediante descargas dirigdas o descargas de archivos, o incluso tentando a compradores potenciales a hacer compras en sitios con ofertas dudosas”, asegura Ralf Benzmüller, director de los laboratorios de seguridad de G DATA.

Esta compañía ha dado unos consejos básicos de seguridad para los usuarios de redes sociales, con el objeto de minimizar el riesgo existente:

• Un ordenador se puede ver infectado con malware con tan sólo visitar un sitio web (descarga dirigida, o drive-by-download), sin tan siquiera acceder al disco duro. Los antivirus tradicionales, que solo monitorizan los archivos del sistema, resultan por tanto ineficaces. La protección adicional necesaria se ofrece mediante un escaneo http, que comprueba el contenido de la web antes de que llegue al navegador web y cause daño alguno.

• Los usuarios de Xing, Linkedin y similares deben configurar sus perfiles de forma que sus datos personales sólo estén a disposición de las personas que ellos decidan directamente. De otra forma, los motores de búsqueda de personas como 123people o Yasni indexarían, almacenarían y pondrían a disposición de cualquiera tales datos personales.

• La protección antivirus, el sistema operativo y el navegador deben estar siempre actualizados a la última versión disponible. Esto elimina los agujeros de seguridad conocidos y asegura que las defensas antivirus estén siempre en vigor.

• Mantenga cierto escepticismo sobre las peticiones de amistad de personas desconocidas, ya que podrían ser traficantes de datos en búsqueda de información personal que recopilar para su posterior venta.

• No responda a aquellas notificaciones en las que se le pida que desvele contraseñas, números de cuenta, códigos PIN o cualquier otro dato personal, especialmente si se le amenaza con cerrarle su cuenta o perfil en caso contrario.

• Utilice contraseñas complejas. Evite términos de fácil lectura, como nombres o fechas. De otra forma, corre el riesgo de que le roben su contraseña. Por ello, conviene escoger una contraseña que combine letras, números y caracteres especiales, algo que en definitiva no se encuentre habitualmente en un diccionario o calendario.

• Utilice una contraseña distinta para cada comunidad en la que participe

Fuente: noticiasdeinternet.com

Los mayores peligros para navegar de forma segura en Internet son la ciberdelicuencia y los hackers, según un estudio realizado por Trend Micro, una de las principales empresas de seguridad de contenidos en Internet y a la ONG Common Sense Media. Para protegerse es imprencindible un buen control de contenidos y utilizar herramientas adecuadas.

Gabriel Agatiello, ingeniero y experto en seguridad de tecnologías de la información advierte que “aunque los padres no sean usuarios de las redes sociales (MySpace, Messenger, Facebook) y deben saber cómo funcionan y cuáles son sus riesgos para saber cómo reaccionar y qué decisiones tomar ante los usos que sus hijos hagan de las mismas”,

En su opinión, una gran mayoría de padres no controlan a sus hijos cuando acceden a contenidos online porque no saben cómo hacerlo, ya que tienen menos dominio o conocimientos que sus niños sobre la navegación por Internet.

Agatiello considera esta situación “muy preocupante” porque cada vez son más las páginas de confianza (como las citadas redes sociales, portales gubernamentales o web educativas) que pueden tener un código malicioso oculto -instalado por un tercero o ‘hackers’- para infiltrarse en los equipos de los usuarios y robar información confidencial como números bancarios o datos de la seguridad social.

Panda Security (compañía multinacional de seguridad informática), correspondiente al tercer trimestre de este año, sitúa a España junto con EEUU como los países del mundo con un porcentaje más alto de malware activo (códigos informáticos maliciosos).

Gatiello asegura que “un antivirus es indispensable”, pero también hay que tomar otras medidas como filtros para evitar el acceso a determinadas páginas, herramientas para evitar spam (correos basura) o phishing (e-mails aparentando provenir de fuentes fiables para obtener datos confidenciales del usuario) y, sobre todo, “educación y sentido común”.

El estudio de Trend Micro alerta de que la media diaria de spam va a oscilar entre los 30.000 y los 50.000 durante el segundo semestre de 2008, una cifra que aumentará aún más en la temporada navideña con 180.000 millones de mensajes al día.

El experto explica que los ‘hackers’ aprovechan en Navidad, cuando hay eventos deportivos importantes o elecciones para intensificar su actividad, ya que “los internautas envían más mensajes y tienen más probabilidades de ser estafados”.

Extraído de: Laopinion.es