La herramienta que puede garantizar la navegación segura en Internet es la educación y el control de los padres. Es la conclusión de un estudio de la Fuerza Técnica de Seguridad en Internet en EEUU publicado por el Centro Berkman de Internet y Sociedad de la Universidad de Harvard.

Los expertos que han elaborado el estudio sugieren a los padres y representantes mantener la vigilancia sobre el contenido que revisan los niños y las relaciones que establecen en la red, e insistir en principios y consejos formativos y educativos.

Según Adam Thierrer, de la Fundación Libertad y Progreso y uno de los miembros del grupo de expertos que publicó el informe, “llegamos a la conclusión que no hay una solución técnica definitiva para las preocupaciones sobre la seguridad de los niños en Internet”. La reducción de los riesgos para los niños depende básicamente del medio ambiente familiar, la educación y las políticas públicas, según las conclusiones del estudio.

Además de la vulnerabilidad de los adolescentes entre 15 y 17 años y de los niños que en la vida real son víctimas de abuso, el estudio resalta que uno de cada cinco menores de edad son solicitados sexualmente en línea, aunque 90% de estas propuestas indecentes son formuladas por chicos de su misma edad o por jóvenes sólo algo mayores y no por adultos, aseguran los investigadores.

En el documento se establece que todos los menores no están igualmente expuestos en Internet. Los de mayor riesgo son los que participan más frecuentemente en conductas agresivas y tienen problemas en otras partes de sus vidas.

Muchos de estos requerimientos en línea entran en la categoría de acoso sexual y más de dos tercios de los casos no desembocan en encuentros reales.

Según el estudio, el porcentaje de jóvenes que dicen haber sido objeto de acoso sexual en Internet disminuyó de 19% en el año 2000 a 13% en 2006, según cifras citadas por el informe, que destaca como plataformas para estas prácticas los foros de discusión y los sistemas de mensajería instantánea.

Sin embargo, Thierrer insiste en que “aún desplegando las mejores herramientas y tecnologías disponibles para mejorar la seguridad de los niños en línea, nada reemplaza a un padre, un tutor o un adulto responsable, para guiar a un niño y ayudarlo a usar Internet con seguridad“.

Los hallazgos del informe podrían ayudar a sitios como Facebook y MySpace, redes sociales con gran cantidad de miembros jóvenes. Ambas compañías firmaron acuerdos con los fiscales generales para aumentar sus esfuerzos para proteger a sus miembros menores de los abusadores sexuales. Estos convenios se producen después de algunas denuncias. Por ejemplo, MySpace fue demandada en 2006 por una niña de 14 años que dijo que fue asaltada sexualmente por un hombre de 19 años que conoció en el sitio. GCH.

Fuente: eluniversal.com

Anuncios

Como fenómeno social que son, las redes sociales reúnen a miles de usuarios. Pero en su seno se dan casos que ponen en peligro la seguridad y la intimidad de sus miembros.

La víspera de Halloween, Colvin, becario de Anglo Irish Bank’s North American, envió un e-mail a su superior comunicándole que por motivos familiares debía volar urgentemente a Nueva York. Horas después Colvin disfrutaba de una alegre fiesta de Halloween en la que le tomaron una foto vestido de campanilla. Esta foto acabó en facebook y, por tanto, en manos de todos sus amigos, compañeros de trabajo… y del jefe! Colvin fue despedido y ahora su historia y su foto no dejan de multiplicarse en Internet.

Mediavida es una comunidad de jugadores on-line en forma de foro en el que hace unos meses uno de sus usuarios abrió un hilo dedicado a comentar fotografías de niñas que habían subido su foto a Tuenti. A pesar de las protestas de algunos usuarios, de las propias niñas, de amigos de éstas y de un burofax enviado por Tuenti, las fotografías siguieron ahí hasta que fue imposible mantenerlas por las presiones legales y sociales recibidas. ¿Cuántas habrán salido ya de Tuenti?

Justo antes del verano (mayo 08) en EEUU una mujer fue condenada por hacerse pasar por un chico que tras enamorar virtualmente a una compañera de su hija (de 13 años), la amenazó e intimidó hasta el punto de provocar su suicidio.

Uno de los ponentes de la mesa redonda organizada por Javier Celeya la semana pasada para presentar su nuevo libro titulado La empresa en la web 2.0, contaba lo extraño que se le hace a uno entrar en el perfil de una persona con la que te vas a entrevistar horas después y verla en topless. Supongo que la parte más cómica vendrá a la hora de saludar físicamente a esa persona vestida…

Determinadas redes sociales tienen vetado el acceso a menores de 18 años. El sistema de veto consiste en dos botones: Pulsando en el que dice “SÍ” accedes a la red. El otro dice NO y nadie sabe lo que pasa al pulsarlo.

Los niños que aún no son lo suficientemente maduros para entender los riesgos que conlleva Internet deben pedir a su padre (madre o tutor) que le de un consentimiento por escrito para subir una foto a Tuenti. El padre está, a su vez, “obligado a poner en conocimiento previo del Ministerio Fiscal el consentimiento proyectado. Si en el plazo de ocho días el Ministerio Fiscal se opusiere, resolverá el Juez”. Algo dice que el artículo 3.2 de la Ley 1/1982 no se está cumpliendo del todo. Podemos entender que todos los niños mayores de 14 años son suficientemente maduros…

Fuente: http://www.pabloburgueno.com/2008/12/curiosidades-legales-de-una-red-social/

Las redes sociales como Facebook, MySpace o LindkedIn se han convertido también en un goloso objetivo para ciberdelincuentes. La difusión de spam o malware es algo habitual hoy día y, según las empresas de seguridad, continuará al alza, hasta el punto de que se ha acuñado un nuevo concepto: el de e-Crimen.

Los abusos potenciales que han ideado los criminales varían enormemente, y van desde el espionaje de datos personales y la distribución de spam o phising hasta el aprovechamiento de los agujeros de seguridad descubiertos en la plataforma social en cuestión.

“Los criminales online llevan mucho tiempo pensando en desembarcar en estas comunidades de usuarios. Durante los dos últimos meses, hemos detectado un inquietante incremento en la actividad criminal en las redes sociales, y apenas existe comunidad alguna que no se haya visto afectada. Las tácticas empleadas son ingeniosas y recurren a todo el repertorio del eCrimen. Junto a la inserción directa de malware o la distribución en masa de correos, los atacantes utilizan las redes sociales para redirigir a los usuarios a ciertos sitios web, con el objetivo de infectar sus ordenadores mediante descargas dirigdas o descargas de archivos, o incluso tentando a compradores potenciales a hacer compras en sitios con ofertas dudosas”, asegura Ralf Benzmüller, director de los laboratorios de seguridad de G DATA.

Esta compañía ha dado unos consejos básicos de seguridad para los usuarios de redes sociales, con el objeto de minimizar el riesgo existente:

• Un ordenador se puede ver infectado con malware con tan sólo visitar un sitio web (descarga dirigida, o drive-by-download), sin tan siquiera acceder al disco duro. Los antivirus tradicionales, que solo monitorizan los archivos del sistema, resultan por tanto ineficaces. La protección adicional necesaria se ofrece mediante un escaneo http, que comprueba el contenido de la web antes de que llegue al navegador web y cause daño alguno.

• Los usuarios de Xing, Linkedin y similares deben configurar sus perfiles de forma que sus datos personales sólo estén a disposición de las personas que ellos decidan directamente. De otra forma, los motores de búsqueda de personas como 123people o Yasni indexarían, almacenarían y pondrían a disposición de cualquiera tales datos personales.

• La protección antivirus, el sistema operativo y el navegador deben estar siempre actualizados a la última versión disponible. Esto elimina los agujeros de seguridad conocidos y asegura que las defensas antivirus estén siempre en vigor.

• Mantenga cierto escepticismo sobre las peticiones de amistad de personas desconocidas, ya que podrían ser traficantes de datos en búsqueda de información personal que recopilar para su posterior venta.

• No responda a aquellas notificaciones en las que se le pida que desvele contraseñas, números de cuenta, códigos PIN o cualquier otro dato personal, especialmente si se le amenaza con cerrarle su cuenta o perfil en caso contrario.

• Utilice contraseñas complejas. Evite términos de fácil lectura, como nombres o fechas. De otra forma, corre el riesgo de que le roben su contraseña. Por ello, conviene escoger una contraseña que combine letras, números y caracteres especiales, algo que en definitiva no se encuentre habitualmente en un diccionario o calendario.

• Utilice una contraseña distinta para cada comunidad en la que participe

Fuente: noticiasdeinternet.com

Las redes sociales son una realidad. Sus usuarios navegan seguros. Hay 132 millones de usuarios en 2008 que acceden diariamente a Facebook. Un estudio realizado por Segu-Info.com.ar destaca lo fácil que resulta crear un perfil falso y conseguir que otros usuarios lo acepten como nuevo contacto, permitiendo así que desconocidos accedan a información de sus perfiles (fecha de nacimiento, sus intereses, correo electrónico, sitio web personal (un blog con fotos), teléfono móvil…)

Actualmente, el éxito de Facebook y de la mayoría de las redes sociales, se da entre los adolescentes y los jóvenes y por lo tanto no debe pasarse por alto que dentro de estos grupos también se encuentran incluidos los menores de edad, de 13 a 17 años.

El objetivo del estudio no es poner en tela de juicio la forma en que las redes sociales administran la privacidad de sus usuarios, sino demostrar que si una herramienta es utilizada en forma incorrecta, la misma puede ser empleada para poder perjudicar a otros u obtener información adicional.

El estudio concluye que las redes sociales son un medio de comunicación invaluable que crecen cada día y cuyos límites aún son desconocidos pero, la cantidad de información manipulada por cada una de estas redes podría ser utilizada de forma malintencionada.

Extraído de : infobaeprofesional.com