Los padres y docentes que necesiten familiarizarse con Internet tienen en el portal Kiddia, lanzado Consejería de Innovación del Gobierno andaluz, una herramienta con consejos e información útil para navegar en la red de forma segura.

Kiddia está pensado para padres con hijos de hasta 11 años, con el objetivo de motivarles para que la usen como red de encuentro con otros niños y como espacio interactivo que ellos mismos pueden construir creando sus propios blogs.

También los padres y tutores tienen acceso sobre consejos y actividades orientativas para conocer la red y navegar por ella junto a sus hijos. Para la información de los padres, en dicha web también se encuentra disponible la guía Educar para proteger, donde se detallan las directrices para un buen manejo de internet, así como los filtros que evitan que los niños entren en determinadas páginas con contenidos inapropiados.

Además, existe un foro donde pueden plantear a diversos expertos las distintas dudas que surjan sobre las nuevas tecnologías. El portal también atiende la demanda de los docentes sobre la formación de los menores en las nueva tecnologías. En Kiddia se recogen consejos y recomendaciones para integrar las nuevas tecnologías en el aula y utilizarlas como una herramienta de la enseñanza.

La Junta de Andalucía activará las próximas semanas otra página enfocada para los adolescentes de entre 12 y 17 años, con contenidos más propios de esta edad y con una red de contactos más amplia, principal uso que se le da en la adolescencia a internet, pero con recomendaciones sobre los datos que hay que aportar tanto para menores como a padres. Estos dos portalesmaterializan medidas recogidas en el Plan Innovación y Modernización de Andalucía (PIMA) y en el Plan de Desarrollo de la Sociedad de la Información en Andalucía (Plan ASI) que se desarrollaron con el decreto de 2007.

Fuente: diariodesevilla.es

Prodeni, Asociación Pro-Derechos del Niño y de la Niña, (Prodeni) apoya la resolución del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que pidió a la Junta de Andalucía un sistema de control en los cibercafés y nuevas tecnologías para el correcto uso de los menores.

El portavoz de Prodeni, José Luis Calvo, aseveró que, actualmente, «hay un vacío legal en este ámbito que debe ser subsanado por la Administración autonómica». Calvo indicó que «si el menor emplea indebidamente el ordenador en el hogar, es responsabilidad de los padres vigilar y estar atentos al uso de las nuevas tecnologías», pero «una vez que están fuera del control de los progenitores, es necesario que se establezcan mecanismos de control que actualmente están en el aire».

El portavoz de Prodeni subrayó que «debe existir una regulación que garantice y proteja el uso de internet y nuevas tecnologías» por parte de los menores en lugares públicos, como los cibercafés. «Hasta el momento, se están escapando de ese control. Igual que se regula la venta de alcohol o de tabaco, tiene que haber algún tipo de control o vigilancia en los casos de los menores que entran en los cibercafés», añadió Calvo, quien señaló que «son las administraciones las que tienen que cubrir este vacío legal».

El portavoz especificó que las herramientas que se desarrollen deben tener como objetivo «proteger tanto a los menores que emplean internet de forma indebida como a aquellos que puedan ser víctimas de otras personas».

La resolución de Chamizo

El Defensor del Pueblo Andaluz ha pedido a la Junta la creación de un sistema de control del uso que los menores de edad hacen de internet para evitar el acceso de éstos a contenidos «inapropiados», así como «que se clarifiquen las competencias de las administraciones en la materia, especialmente en lo relativo a las tareas de inspección, control y potestad sancionadora».

En una resolución de la Oficina del Defensor, Chamizo ve «conveniente» introducir en el Decreto 25/2007, de 6 de febrero —por el que se establecen medidas de fomento, prevención de riesgos y seguridad en el uso de internet por los menores— un sistema de control mediante la emisión de certificados de conformidad a los requisitos reglamentarios, que podrían ser emitidos por personas o entidades habilitadas por la Administración para tal efecto.

Fuente: abcdesevilla.es

Los grandes operadores saben que son necesarios los controles a los contenidos accesibles a través de sus redes. No sólo en el hogar o el colegio donde los menores vavegan habitualmente a Internet, sino también en los cibercentros o cibersalas, lugares donde el control sobre el acceso de los menores a contenidos no apropiados ha sido hasta ahora menos riguroso, ya que es frecuente que los menores accedan a Internet con ordenadores sin filtros de seguridad o bien al lado de adultos.

La sociedad está demandando más medidas protectoras y de seguridad en estos espacios y diferentes compañías han comenzado a ofrecer servicios de filtrado que permiten limitar los accesos a páginas web según su contenido. En febrero de 2007, varias compañías ratificaron un acuerdo marco con la Unión Europea destinado a incrementar las medidas de protección a los menores en su acceso a contenidos a través del móvil. En particular se dedicarán esfuerzos al control de acceso a contenidos para adultos, la concienciación de padres y niños, y la lucha contra contenidos ilegales.

Más del 90% de los niños estudiados de entre 7 y 12 años juega con algún tipo de videojuego, y muchos de ellos conocen o han jugado a juegos de adultos, incluso a algunos muy violentos. El Decreto andaluz 27/2007 establece medidas de seguridad para menores en el uso de Internet y las TIC, entre ellas medidas de seguridad en las cibersalas, en concreto, la necesidad de disponer de sistemas de seguridad y filtrado. Además, los menores solo podrán entrar en los establecimientos que cuenten con una persona responsable a su cargo, que les oriente en el uso de Internet y las TIC.