Los ministros europeos de medios y nuevos servicios de comunicación constatan que con frecuencia contenidos creados por niños y jóvenes y colgados en Internet, “amenazan su dignidad, su seguridad y su intimidad”. Por ello proponen a los 47 estados miembros que todos los contenidos que procedan de ordenadores con claves utilizadas por menores puedan ser borrados al tercer día. Los padres serían los responsables de aportar los datos al registro que crearían redes sociales o páginas como YouTube.

El director del gabinete técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Juan Junquera, señaló al respecto que “el objetivo no es regular, sino proteger” y para ello, dijo, la clave es la formación, “para que el joven pueda aprender a analizar y tenga un criterio”.

Otro de los puntos básicos de la resolución es la necesidad del pluralismo y, al tiempo, la crítica a la concentración de medios, que supone una “amenaza” para la democracia. “Cuanta más gente tenga acceso a Internet, más se rompe el monopolio de la información” y añadió que en la red, “evitar la manipulación es muy difícil, pero la pluralidad está garantizada”.

En la declaración política que aprobó la conferencia se ve con preocupación “el riesgo de abuso de poder” que se puede dar en una situación de fuerte concentración de medios de comunicación.
La resolución, que destaca el valor de servicio público de Internet, incide en el papel de los medios de comunicación para facilitar el diálogo cultural y promover una cultura de tolerancia en las sociedades multiculturales.

Fuente: abc.es

Anuncios

Para aumentar la navegación segura, la Children’s Internet Protection Act norteamericana obliga a las escuelas públicas y bibliotecas del país a utilizar filtros que impidan el acceso a material sexualmente explícito o nocivo.

Diversos estados han implementado, además, leyes específicas para que bibliotecas y escuelas filtren contenidos en su acceso a Internet.

Hay, sin embargo, retos en la aplicación de dicha legislación en las escuelas, donde los ordenadores se utilizan con fines educativos. Aunque la tecnología de filtrado de Internet es cada vez más sofisticada, las escuelas se quejan de que a menudo los programas de filtrado bloquean webs educativas.

Fuente: ibls.es

El pasado 8 de diciembre varios operadores de Internet de Reino Unido decidieron, a instancias de la organización Internet Watch Foundation (IWF) (un organismo privado cuya labor es vigilar los contenidos que circulan por Internet y que financian las mismas operadoras), bloquear el acceso a la página de la Wikipedia dedicada a un disco de The Scorpions (Virgin Killer), publicado en 1976 y en cuya controvertida portada aparece una niña desnuda.

Tras la polémica, IWF ha decidido retirar de su lista de páginas prohibidas la de la mayor enciclopedia cooperativa de Internet ya que, según declara en su web, “en esta ocasión, nuestros esfuerzos han dado los resultados opuestos” a los deseados, esto es, “minimizar la disponibilidad de imágenes indecentes de niños en Internet”.

La IWF ha decidido, en vista del enorme tiempo que ha transcurrido desde que salió el disco a la venta, que ya no tiene sentido prohibir la imagen. Si lo hubieran pensado antes de lanzarse a prohibir el acceso a la Wikipedia habrían evitado que decenas de miles de personas que no conocían la carátula ni la fotografía la vieran. Y es que no hay más que echar un vistazo a las estadísticas de Google Trends, por ejemplo, para comprobar que las búsquedas por la palabra scorpions han crecido de manera exponencial desde que se bloqueó el acceso a su página en la Wikipedia.

Fuente: elpais.com

Desde el 2 de octubre de 2008, los usuarios que acceden a internet mediante la banda ancha de VTR, no pueden conectarse a sitios que contengan pornografía y abuso infantil. La empresa de comunicaciones, en colaboración con el Ministerio del Interior, puso en marcha un sofisticado sistema informático que bloquea el acceso a este tipo de contenidos.

Se trata del primer sistema en su tipo que opera en América Latina, según destaca el presidente ejecutivo de VTR, Mauricio Ramos, que instala una plataforma de hardware y software especializado de la empresa británica Detica.

Dicha plataforma opera integrada a los equipamientos de red de VTR y a un listado de páginas web que provee Watch Foundation (IWF), una organización británica sin fines de lucro que monitorea la internet mundial para detectar los contenidos de pornografía infantil y que actualiza sus nóminas varias veces al día.

“En el caso de que no haya una sincronía entre lo pedido y la lista, no hay ningún tipo de filtro y el procedimiento no tiene ningún tipo de bloqueo. En caso de que el requerimiento tenga una correlación con una página que tiene contenido sexual infantil ilegal, esa página es inmediatamente bloqueada y se envía de vuelta una notificación de bloqueo”, explicó Ramos.

La misma notificación ofrece un link a la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones, para que el usuario que lo desee pueda denunciar este tipo de contenidos en la red.

Fuente: emol.com