Los padres “no están preparados” para garantizar la navegación segura en Internet de sus hijos. Es una conclusión que los fiscales Nicolás Pérez Serrano y José Díaz Cappa comunicaron en su comparecencia en el Parlament balear para exponer los derechos y riesgos de los menores ante las nuevas tecnologías.

A juicio de los fiscales es preciso impulsar la formación y prevención continua desde los colegios y las familias para prevenir a los menores de los delitos que se cometen a través de Internet, puesto que este colectivo es especialmente vulnerable a las nuevas tecnologías. Así, ambos coincidieron en afirmar que es “necesario” que los jóvenes sean conscientes de los peligros que puede hacer un uso “ilícito” de Internet.

A su juicio, cuatro son los delitos cibernéticos más frecuentes: la intrusión -contra la confidencialidad-, delitos de falsificación, de contenido -como es la pornografía infantil, aunque informó de que en este apartado también se incluyen las injurias, amenazas, y contenidos xenófobos y racistas-, y los delitos contra la propiedad intelectual.

Fuente: europapress.es

Anuncios