La herramienta que puede garantizar la navegación segura en Internet es la educación y el control de los padres. Es la conclusión de un estudio de la Fuerza Técnica de Seguridad en Internet en EEUU publicado por el Centro Berkman de Internet y Sociedad de la Universidad de Harvard.

Los expertos que han elaborado el estudio sugieren a los padres y representantes mantener la vigilancia sobre el contenido que revisan los niños y las relaciones que establecen en la red, e insistir en principios y consejos formativos y educativos.

Según Adam Thierrer, de la Fundación Libertad y Progreso y uno de los miembros del grupo de expertos que publicó el informe, “llegamos a la conclusión que no hay una solución técnica definitiva para las preocupaciones sobre la seguridad de los niños en Internet”. La reducción de los riesgos para los niños depende básicamente del medio ambiente familiar, la educación y las políticas públicas, según las conclusiones del estudio.

Además de la vulnerabilidad de los adolescentes entre 15 y 17 años y de los niños que en la vida real son víctimas de abuso, el estudio resalta que uno de cada cinco menores de edad son solicitados sexualmente en línea, aunque 90% de estas propuestas indecentes son formuladas por chicos de su misma edad o por jóvenes sólo algo mayores y no por adultos, aseguran los investigadores.

En el documento se establece que todos los menores no están igualmente expuestos en Internet. Los de mayor riesgo son los que participan más frecuentemente en conductas agresivas y tienen problemas en otras partes de sus vidas.

Muchos de estos requerimientos en línea entran en la categoría de acoso sexual y más de dos tercios de los casos no desembocan en encuentros reales.

Según el estudio, el porcentaje de jóvenes que dicen haber sido objeto de acoso sexual en Internet disminuyó de 19% en el año 2000 a 13% en 2006, según cifras citadas por el informe, que destaca como plataformas para estas prácticas los foros de discusión y los sistemas de mensajería instantánea.

Sin embargo, Thierrer insiste en que “aún desplegando las mejores herramientas y tecnologías disponibles para mejorar la seguridad de los niños en línea, nada reemplaza a un padre, un tutor o un adulto responsable, para guiar a un niño y ayudarlo a usar Internet con seguridad“.

Los hallazgos del informe podrían ayudar a sitios como Facebook y MySpace, redes sociales con gran cantidad de miembros jóvenes. Ambas compañías firmaron acuerdos con los fiscales generales para aumentar sus esfuerzos para proteger a sus miembros menores de los abusadores sexuales. Estos convenios se producen después de algunas denuncias. Por ejemplo, MySpace fue demandada en 2006 por una niña de 14 años que dijo que fue asaltada sexualmente por un hombre de 19 años que conoció en el sitio. GCH.

Fuente: eluniversal.com

Anuncios