uno de los instrumentos más útiles para saber si un menor navegó en sitios seguros en Internet es chequeo del de las páginas, también llamado historial. Pero, como constata la experta Parry Aftab, muchos padres ni siquiera saber mirar el historial de Internet.

Tanto con los navegadores Internet Explorer o Firefox, pulsando CTRL y H a la vez, aparece a la izquierda el listado de la navegación. Otro tanto puede hacerse pulsando en el navegador la pestaña “Tools”, luego “Internet Options”, “Privacy” y finalmente “Private Data.”

Si en el rastreo, usted encuentra que su hijo navegó en webs inapropiados, recapacite y piense antes de hablar con él. Es normal que los menores sean curiosos. Parry Aftab destaca que conviene “hacerles ver que las páginas que vieron no son una descripción no saludable del sexo y que aunque es comprensible que sean curiosos, no es bueno que vean de nuevo ese contenido”.

Fuente: siblog.mcafee.com

Anuncios