¿Es seguro Internet para entablar nuevos contactos?¿Es realmente la persona que está al otro lado quien dice ser? Estas y otras preguntas se planteó un grupo de alumnos de 4° año del Colegio Informático “San Juan de Vera”, de la región argentina de Corrientes, quienes elaboraron un proyecto denominado “Web sana” y compitieron a instancia nacional con otras 96 instituciones educativas del país. No solo lograron el primer premio, sino que ahora participarán de un desafío internacional.

Los alumnos correntinos elaboraron un proyecto educativo denominado Web Sana, sobre la “utilización adecuada de Internet, para un crecimiento sano”, resaltaron.

Beneficio y perjuicio
Si bien la tecnología “pone en las manos un gran número de beneficios, también acerca una serie de aspectos negativos, que sólo son contrarrestables mediante la toma de conciencia, pues la forma de evitarlos no pasa solamente por el control estricto de los padres o de una legislación que regule su uso en espacios públicos. El acompañamiento de los adultos es fundamental, pero también es primordial estar informados y así poder decir no ante cualquier propuesta indecente”, opinaron los escolares.

“Web sana (www.educarsrl.com.ar/websana) intenta contribuir para poner en boca de niños y jóvenes de todo el mundo la palabra NO al enfrentarse a situaciones que pongan en peligro tanto su integridad física como psicológica y así puedan gozar plenamente del fascinante mundo tecnológico”.

Es que Internet se ha convertido en el “territorio natural” de los jóvenes, quienes no sólo navegan, sino también naufragan libres de limitaciones, sin orientación alguna, opinaron los emprendedores. Y así, están expuestos al peligro del ciberespacio ya que “cada día que pasa, un número creciente de niños son objeto de explotación y abusos sexuales”, acotaron.

Mediante encuesta a los padres (ver recuadro), los chicos observaron que estos “demuestran tranquilidad por tener un pacto de confianza con sus hijos en el uso de Internet, pero en ciertos casos por ingenuidad, en otros por apatía, y en algunos por simple desinterés, dejan espacios abiertos a situaciones de conflictos, que en primera instancia son fácilmente prevenibles”, dijeron. “No se debe generar una cultura del miedo o prohibición, sino darles seguridad y no asustarlos, formar ciudadanos libres, con fuertes convicciones y con criterio propio para enfrentar los peligros a los que se exponen”, sugirieron.

estos jóvenes, mientras se preparan para competir en una instancia internacional, señalaron que piensan presentar un proyecto en la Legislatura para regular las horas de permanencia de los menores en los cibers y la utilización de filtros para evitar el acceso a páginas pornográficas.

Fuente: el-litoral.com.ar

Anuncios